Concurso de escaparatismo

Bueno, lo prometido es deuda... voy a explicaros mi experiencia (con pelos y señales) de realizar un proyecto de escaparatismo real.

Antes de nada, decir que no he estudiado escaparatismo, por esta razón me resultó tan difícil y por supuesto, no gané.... Pero no pasa nada, de todo se aprende, no? El concurso lo ganó un amigo mío, los dos estudiamos juntos interiorismo y nos apuntamos sin haber estudiado esta especialidad...claro que él ya tiene experiencia en realizar proyectos reales y yo no. :(

Cuando surgen oportunidades así, es mejor cogerlas porque si no, después te arrepientes y nunca se sabe lo que puede pasar. Por esta razón me decidí a apuntarme a este concurso (también por el jugoso premio de 500€) jejeje el caso que ahí estaba yo, sin experiencia y sabiendo muy poco de escaparatismo, pero super emocionada.

Sabía que se trataba de una tienda de iluminación, las más difíciles de diseñar, por cierto... y se me ocurrían un montón de ideas que apunté y hasta hice bocetos. Pero claro no sabía muy bien que es lo que buscaba el cliente. (Propietario de la tienda)

Por fin llego el día de la reunión en la tienda para enterarnos de todo y ver cuanta gente se había apuntado. La verdad es que no eramos muchos... unos cuantos y la mayoría se junto en grupos de dos o tres personas para realizar este proyecto. Yo lo hice sola.

Una vez allí y tras cotillear un poco, me di cuenta de que era una tienda cara, de lámparas de lujo. De muy buena calidad y con diseños de lámparas de aclamados diseñadores. Eso me asustó y me emocionó a la vez.

Estas son algunas de las lámparas para que os hagáis una idea:



Esperamos a que todos los participantes llegaran y comenzó la reunión. En ella nos explicaron las necesidades de la tienda, las lámparas que debíamos usar y el espacio. Cuando llegó a esa parte, la del espacio... casi nos da algo porque de buenas a primeras cambiaron las normas del concurso. Ahora no teníamos un espacio para escaparate si no dos!!!! Osea que el proyecto eran dos escaparates distintos.

En fin, cambios de última hora y cosas que pueden pasar en la realidad. El cliente siempre puede cambiar de idea ... pero bueno, que más daba uno que dos. La reunión continuó hasta que dijeron que había más cambios... aquí estábamos todos en absoluto silencio y con los ojos como platos, porque nos adelantaban el día de entrega, añadiendo más presión de la que ya teníamos.

La cosa quedaba en proyecto con dos escaparates y ciertas lámparas que anunciar para entregar en menos de 5 día. Teniendo en cuenta que de esos cinco días, quitale media tarde del sábado y un día entero por ser domingo porque todo está cerrado. ¡¡¡PANICO!!!

Madre mía en que me he metido... eso pensaba yo, tras los "pequeños" cambios. Pero no hay que hundirse en la miseria .... por suerte, suelo tirar hacia el positivismo, asíque no entré en depresión. Una vez acabada la reunión y con los animos más tranquilos, nos pusimos a tomar las medidas.

Fue un poco locura, por todos los que eramos y que el espacio era un poco reducido. Además había que esquivar un montón de lámparas... ya sabéis que en estas tiendas todo está lleno de lámparas. Pero misión cumplida, medidas tomadas y fotos hechas... ahora tocaba un descansito en el bar de la esquina.

Todo esto fue por la mañana, volví a casa a comer y enseguída me puse a ello. No quería perder mucho tiempo, ya que nos habían quitado cuatro valiosos días. Empezé revisando mis ideas y bocetos para acabar descartandolos todos y entrando en pánico. Casi dos días que me pasé en completo pánico, sin ideas, sin nada y hasta pensé en abandonar.

Aquí es donde entra mi queridísimo novio, que me animó a seguir pasara lo que pasara y hasta me ayudó a conseguir ideas. ¿Que haría sin él? ¡Muchas gracias amorcito♥! jijijiji bueno sigamos con mi odisea.

Voy a contaros sobre mi diseño. No estoy muy orgullosa de él, pero para el poco tiempo que tuve, es resultón. Pensé que no me daría tiempo, así que empecé por crear una base sobre la cual, si me daba tiempo haría algo más creativo y llamativo.... pero efectivamente, no me dió tiempo y acabé entregando un proyecto muy básico y soso.


Estos son collages con las fotos de los elementos para ver como quedaba...

Un escaparate debe ser llamativo, colorido, fresco, que te invite a entrar en la tienda... no como lo que yo hice (haber, no está tan mal pero no era lo que se buscaba). Aquí os muestro mi diseño final:
No se ve muy bien porque es un dibujo escaneado.





Como no sabía muy bien por donde buscar objetos, mobiliario y demás parafernalia, fuí a lo conocido y barato porque el presupuesto que nos dieron, 300€ no daba para mucho. Entré en la web de IKEA y listo. Asi conseguí mi pequeño y soso escaparate; eso si, sin pasarme del presupuesto.

Elegí un panel japones blanco que resaltara los colores y formas de las lámparas, y para separar el espacio del escaparate con el interior de la tienda. Es una buena idea teniendo en cuenta que es semitransparente y que no tapa por completo la visión del interior, que era algo que el cliente quería.Lo demás es simplemente decorativo, una silla, una alfombra, la cómoda...

Reconozco que es una buena base sobre la que trabajar, si hubiera tenído tiempo... podría haberle puesto mariposas pegadas al panel japones o flores, con eso de que entraba la primavera. O haberle dado color con plantas... se podrían haber hecho muchas cosas.

Aun así estoy contenta con el resultado, aunque no lo parezca y he aprendido mucho, sobre todo a trabajar bajo presión y con poco tiempo.

Conclusión final: nunca más volveré a hacer un escaparate. No es lo mío.
 ¿Te ha pasado alguna vez algo así? ¿querer abandonar algo?
 

Comentarios

  1. ¡Pues a mí la idea me encanta! Claro, que yo sí que estoy verde verde en lo del escaparatismo...

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa,
    Sí que me ha pasado muchas veces lo de querer dejar algo de lado y no pensar más en ello, pero debo decirte que no dejes a un lado el escaparatismo. Me ha gustado mucho el resultado de tus vocetos, limpio y sencillo. No se necesitan muchas cosas para que quede bonito.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias... creo que me sentí insegura al no haber estudiado este tema y entré en pánico... jajaja pero tienes razón, no voy a olvidarme del escaparatismo, aunque por ahora me centrare en el interiorismo.

      Eliminar
  3. Patricia, a mí me gustan un montón tus dos escaparates! y más todavía si es la primera vez que lo hiciste!!!
    Besitos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Anímate a dejar un comentario, me encantará recibirlo y contestarte. Muchas gracias y besotes