Proyectos low cost para negocios

Proyectos low cost para negocios
Llega un punto en la vida de todo negocio que necesita un lavado de cara. La mayoría de las veces esto ocurre antes de abrir; cuando alquilamos o compramos un establecimiento suele estar en malas condiciones o con una estética que no nos cuadra para nada con nuestra idea de negocio…


Entonces invertimos para cambiar ese aspecto y adaptarlo a nuestra idea. El problema está en que hacemos el diseño que “nos gusta a nosotros” y no pensamos en el espacio como un lugar público.  

Olvidamos que por él van a pasar muchas personas y no solo nosotros… así que ten en cuenta este punto antes de diseñar el local, ya que esto puede hacer que no atraigas a suficientes clientes.

Piensa también en que barrio estás, ciudad y clima para crear ese diseño. Porque el entorno también nos afecta.

Es verdad que es tu negocio, pero tiene que gustar al público, no solo a ti.

El objetivo de un proyecto de reforma o decoración, es ofrecer siempre el mejor diseño, calidad y coherencia para un espacio y al mejor precio. Además de tener en cuenta el presupuesto y necesidades concretas tanto del establecimiento como de la idea de negocio.

Las reformas low cost o baratas pueden traer consecuencias a largo plazo, aunque se pueden hacer si se hacen bien.  

Este es un tema bastante delicado y más  en estos tiempos que corren. Conociendo el mercado y el sector del interiorismo puedo decirte que hacer proyectos más económicos sin que afecte al resultado final, tampoco es tan complicado.

La mayoría busca reformar o decorar un establecimiento lo más barato posible para ahorrar e invertir eso, en otro lado que se necesite más. Lo entiendo perfectamente, yo haría lo mismo. La diferencia está en que nos metemos en esos proyectos por nuestra cuenta y terminamos quemados porque no sabemos cómo organizarnos y llevar a cabo todos los pasos que conlleva un proyecto de este tipo.

Mi recomendación, es que contratéis a un profesional que está acostumbrado a este tipo de jaleos y sabe por dónde ir. No es lo mismo que hacer tú propia casa; un local comercial como ya dije antes, es más del público que tuyo.

Aun así, te voy a explicar el truco para realizar un proyecto low cost:

En muchos casos, existe una composición estándar que todo negocio debe tener sí o sí. Por ejemplo para un hotel: tener una cama, mesitas, un escritorio, el maletero o armario…

Pero todo está sujeto a cambios. Es posible que no necesite un escritorio y ahorrar en eso o decidir si las mesitas pueden ser solo una balda o que tenga cajones. Estos pequeños detalles parecen una tontería pero ahorras muchísimo, piensa que en un hotel tienen que hacer varias habitaciones y comprar cantidades grandes. ¿Si pudieras ahorrarte 500€ no lo harías?

Cada caso y negocio es diferente y habrá que preguntarse si necesitas todos los elementos “estándar” o puedes prescindir de ellos. Tómate con tranquilidad este paso y reflexiona bien sobre cada pieza. Si tienes que estar todo un mes analizando este punto, pues lo estás.

Lo mismo pasa con el material. Se ahorra mucho al elegir un tipo de baldosa básico o un suelo de menor calidad, pero en este caso ¡cuidado! porque puedes bajar la calidad y perder categoría.

Por esta razón, te vuelvo a recomendar que recurras a un profesional que puede asesorarte mejor y ajustar el presupuesto al máximo. 

En resumen, si nos ajustamos a las necesidades reales de cada caso y negocio, es más que probable que ahorremos dinero.

Un último consejo, si puedes (ya sea en papel, por correo o en redes sociales) realiza una encuesta o haz que la gente rellene un sencillo formulario, preguntando sobre el equipamiento o el aspecto de tu negocio; incluso añadir preguntas sobre que les gusta y que no o si añadirían algo.

De este modo, sabrás más de su comportamiento y necesidades, a parte del propio local y su estética. Y, por supuesto, si tienes un equipo de trabajadores, no te olvides de darles un formulario o hacer una reunión para tratar estos temas.

Ellos pasan mucho tiempo allí y se enteran de todo…


Qué me dices ¿te apuntas a las reformas low cost? 




y recibe contenido extra que te ayudará a mejorar en tu emprendimiento.

Si te ha gustado el artículo ¡compártelo!

5 comentarios:

  1. Unos consejos estupendos. Un besito
    El blog de Sunika

    ResponderEliminar
  2. gracias por tus consejos. Me quedo con lo de "Tómate con tranquilidad este paso y reflexiona bien sobre cada pieza" ya que muchas veces nos precipitamos y decimos que si a todo lo que nos ofrecen sin pensar realmente en nuestras necesidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, si vas a invertir dinero mejor asegurate de que es lo que quieres y necesitas
      Besotes Roser

      Eliminar
  3. Desde luego las encuestas son más importantes de lo que pensamos en los negocios, puede que se este haciendo algo mal (como la decoración) y si los clientes opinan sobre ello se puede mejorar.
    Bss.

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos consejos y deberia darselos a mi jefa, k abrió la tienda corre k te pillo a la bulla y luego hay k arreglar la mitad de las cosas. Como tu dices hay k pensar cada cosa con trankilidad.
    Un besooooi

    ResponderEliminar

Anímate a dejar un comentario, me encantará recibirlo y contestarte. Muchas gracias y besotes