Decoración pisos de alquiler

Hoy voy a dar trucos y consejos para aquellos que viven de alquiler y no pueden hacer obra... Puedes darle al PLAY o seguir leyendo más abajo:



Lo primero sería fijarnos en su arquitectura, ver si hay columnas, donde están las ventanas, si entra suficiente luz... Y las condiciones del baño y cocina. Este tipo de cosas deberías mirarlas cuando busques una casa, pero si ya la tienes esto nos servirá para saber dónde gastar nuestro presupuesto.
Por ejemplo, ¿la cocina y el baño están muy anticuados? se puede hablar con el dueño de la vivienda y llegar a un acuerdo. O él se encarga de la reforma o lo haces tú con una rebaja del alquiler. Sería una gran inversión, pero necesaria.
Si no quiere, sería extraño ya que aumenta el valor de la vivienda; puedes hacer un cambio superficial; ya sea pintando los azulejos y muebles o colocando vinilo y cambiando los tiradores.
Otra cosa que debes hacer es revisar los enchufes y cuantos hay porque en las casas antiguas se solía poner uno o dos por habitación y hoy en día con la de aparatos tecnológicos que tenemos necesitamos una buena cantidad de enchufes. Al ser de alquiler, no se puede hacer obra, pero contamos con alargadores y otro tipo de enchufes que nos pueden salvar.
Ya sabes, que si no tienes suficiente luz, debes usar colores neutrales en las paredes y mobiliario, sobre todo el blanco. Y dejar el color para accesorios y piezas de mobiliario. Por el contrario si tienes mucha luz, puedes usar el color que quieras.
En cuanto a distribución y mobiliario, mi consejo es que "menos es más"; yo tendría lo justo y necesario y no llenaría todo. Utiliza el estilo decorativo que más te guste pero siempre en versión minimalista. De este modo si tienes que mudarte, es más fácil y no hay tanto jaleo.
Los humanos somos muy acaparadores y solemos guardar de todo, por si acaso... te aconsejo que hagas limpieza de armarios, papeles y libros. Seguro que hay algo que no necesitas y al liberar espacio te sentirás mejor.
Ahora viene un truco importante, planifica antes de colocar o decorar todo. Piensa bien cómo quieres distribuir tu casa. Ten en cuenta tu forma de vivir, si por ejemplo, trabajas desde casa y no sueles usar el salón para visitas, comidas familiares o ver la tv ¿para qué vas a poner un salón tradicional?
Hazte un despacho maravilloso con sofá para relajarte, estanterías con tus libros y artículos de oficina... la mesa puede servirte de comedor en caso de necesitarlo pero como ves, si tu no haces reuniones así, ¿para qué gastarse dinero en esto?
Y lo mismo con el dormitorio, si resulta que pasas mucho tiempo en él pero es ridículamente pequeño, ¿porque no cambiarlo con el salón? tienes que adaptar la casa a ti y tus necesidades, no al revés.
Si quieres que te ayude, puedes participar en el Consultorio de Patri, donde me envías un vídeo de ese espacio con tus dudas y yo te responderé. Tienes toda la info aquí



Si te ha gustado ¡compártelo!

Comentarios