Guía completa: Mosquiteras

Guest post de Punto Hogar

Al oír la frase “medir mosquiteras enrollables da un poco la sensación de hablar de algo complejo y no hay nada de eso; simplemente hay que saber cómo organizarse para tomar esas referencias. En este post te vamos a enseñar cómo hacerlo.

Las mosquiteras nos protegen de los indeseables insectos voladores siempre acechantes, sean moscas avispas, avispones o principalmente mosquitos. Aunque también impiden la entrada a los insectos rastreros como arañas o ciempiés, e incluso algún pequeño reptil.

Guía completa: Mosquiteras

Otros elementos que se cuelan por nuestras puertas y ventanas sin permiso y con posibilidades de perjudicarnos, son el polvo contaminante (más nocivo que el normal) y el temido polen causante de las molestas alergias. 


La mejor solución contra estas poco deseadas y siempre sorpresivas invasiones son, sin duda las mosquiteras enrollables. Siempre será mejor impedir que entren a tener que eliminarlos dentro de casa. Por ello cumplen funciones sanitarias y de confort; y según qué tipos, también decorativas.

La mosquitera enrollable es el modelo de mayor aceptación entre los diferentes tipos que existen de ellas por lo práctica que es su función de “estar y no estar” según nos convenga, ya que podemos desenganchar sus topes y dejar que se aloje en su compartimento receptor en el que se enrolla según nos interese para volver a sacarla y conectarla extendida a sus topes.


Decorativamente hablando podemos seleccionar de entre una amplia gama de colores fijos y de apariencia que van desde los tradicionales blanco, gris, negro, azul...hasta los plata, pino, nogal, embero, etc., con la que es difícil no acertar ambiente.
Mosquiteras de aluminio
Dos mosquiteras enrollables de aluminio con tonos de ambientación nogal (izquierda) y pino (derecha)
Tradicionalmente el color blanco es el más elegido, pero también existen opciones como estas.

De cualquier forma es la más solicitada junto con la de corredera y por ello hoy la vamos a tomar de ejemplo para mostraros en fáciles pasos su instalación. Para que puedas tener cierta garantía en su instalación, debes prestar especial atención a las medidas; tanto del espacio donde quieres ubicarla como de las limitaciones que existen por necesidad a la hora de su fabricación.

Hagamos un breve recorrido por las mediciones de una mosquitera de ventana para que lo veas con claridad. Empecemos:

1 El hueco


Mide tanto el ancho como el alto del hueco del marco de la ventana como viene en la figura 1

Medidas mosquiteras
Fig. 1: Las flechas rojas indican la cantidad de mediciones en la
altura del hueco y las azules la de la anchura. En éstas últimas
toma tres referencias de medida.
Un par de medidas distanciadas en el alto irán bien. En el ancho u horizontal del hueco de la ventana, observa que las flechas azules te dicen que debes tomarlo tres veces: superior, central e inferior. Esto es bueno que lo hagas para asegurarte de que las delimitaciones del marco están bien rectas y no se han deformado con el paso del tiempo.
  
Conforme vayas midiendo, ve anotándolas y restando a cada medida 2 o 3 milímetros que proporcionarán una holgura de prevención que te garantizará acertar con el encajado del encuadre una vez hecha la mosquitera.


Piensa que si las encargas a medida, el fabricante te la realizará exactamente con las medidas que le detalles. Y una vez instalada, si queda espacios debido a esa holgura preventiva, serán finos y se podrán sellar para siempre con un poco de silicona.

A esas medidas resta 2 o 3 mm para generar una holgura de seguridad, ya que eso evitará tener que dar cortes posteriores a la mosquitera. No olvides que te la vamos a fabricar  con las medidas exactas que nos proporciones. Y siempre podrás aplicar un poco de sellador o silicona a esos finos espacios resultantes una vez finalices.

Ten en cuenta estos dos consejos:

• Si te encuentras con que hay diferencias al medir las tres medidas del ancho,
   toma como buena la que está más baja, ya que en ella estarán los anclajes de
                la mosquitera al desenrollarse.

• En el caso de haber diferencias entre la medida del hueco arriba y abajo, es ésta  
  última la que hay que anotar como referencia, porque  es la que nos garantiza 
  que el anclaje de la mosquitera no tenga problemas.
cómo medir el hueco para mosquiteras

fig. 2: Representación de la incidencia que las mismas medidas del hueco tienen en el cuerpo de la mosquitera. 

2. El cabezal de tu mosquitera
detalle mosquitera
Detalle del cabezal o cajón receptor

Una vez tomadas las medidas del hueco, debes tener presente la parte superior de dicho espacio porque en ella irá alojado el cabezal o cajón receptor de la mosquitera.

La razón es que la inmensa mayoría de los fabricantes de mosquiteras los diseñan con dos medidas estándar acorde a las medidas habituales de las ventanas que siguen los constructores y arquitectos.


Esto es lógico ya que estos especialistas han de contemplar que mientras más larga sea la mosquitera, más espacio ocupará en su receptáculo y por tanto mayor habrá de ser éste.

Existen dos tamaños distintos de cajón o cabezal, el de 3,3 cm y el de 4,5 cm (fig.1). Por ejemplo: si necesitas una mosquitera de más de 140 cm de largo, no olvides que el cajón que necesitas será el más ancho (43 mm).
medidas cabezal mosquitera
Fig. 3: Sección del perfil con sus medidas de los dos tipos
de cabezales o cajones que existen.

3. Elección entre mosquitera exterior o mosquitera interior

También la elección del cajón puede variar según la instales por dentro o por fuera, lo cual explicaremos a continuación:

Tú eliges el punto donde quieres instalarlas. La mosquitera exterior se instala por fuera de la ventana, entre el perfil de ésta y la pared exterior.

La instalación de la mosquitera interior depende del espacio que haya entre la ventana y la persiana. Por lo tanto, otros dos consejos:

• Para un hueco de más de 3,5 cms, usaremos el cajón de 3,3cms.

• Para un hueco de más de 4,5, usaremos el cajón de 4,3 cms


4. Mosquitera simple y mosquitera doble

Tu mosquitera puede ser simple o doble (una o dos hojas) dependiendo del tamaño de tu ventana. Recuerda que:

• El modelo simple proporciona efectividad en su funcionamiento a partir de un ancho mínimo de 80 cm.

• El modelo doble abarca un mayor espectro de tamaños, pudiéndose elegir desde los 80 cm a los 360 cm.
mosquitera doble
Mosquitera doble bajada
Conclusión:

Jamás podrás instalar bien una mosquitera enrollable si no te tomas antes tu tiempo en referenciar las medidas correctamente. Si has leído este post con atención, no solo sabes cómo medir su espacio de ubicación, sino que también puedes encargar la que necesites con la precisión que se requiere y evitar problemas posteriores como tener que cortarlas, forzarlas en exceso o usar elementos extra de relleno para que encajen.


Coméntanos qué te ha parecido este mini-tutorial, así los haremos cada vez mejores para ayudarte en tus iniciativas de bricolaje en el hogar. 



Si te ha gustado ¡compártelo!

Comentarios