Decorar el dormitorio dentro del presupuesto

07 marzo 2018
Cómo decorar el dormitorio

Algunas veces tardamos en decorar un espacio porque creemos que podría ser un gasto muy elevado. ¡Y no tiene que ser así! Hay muchas formas de transformar una habitación sin romper la hucha. Y hoy nos centraremos en el dormitorio:




Mi primer consejo para transformar un dormitorio dentro del presupuesto es utilizar el color. O pintar las paredes correctamente.
Algo que veo mucho, es que pensamos más en los muebles, la distribución y otros detalles y accesorios; pero si el color de la pared es erróneo, ya puedes tener los muebles más caros del mundo, que no va a quedar bien.
Y con color erróneo me refiero a que hay que tener en cuenta la luz y el tamaño de la habitación. Cada persona tiene sus gustos y para eso está la inmensa variedad de colores. Puedes elegir el que quieras, pero hay unos cuantos trucos a la hora de elegir el color o el papel pintado, adecuado para tu espacio.
  • Si es pequeño utiliza colores claros o el blanco. Y da igual si tienes mucha luz o poca.
  • El cambio está en si es grande el espacio. Si tenemos poca luz, volvemos con colores claros o el blanco. Y si hay mucha luz, podemos ir a por colores más brillantes y papeles pintados con estampados; pero no te vuelvas loco porque el dormitorio debe ser un espacio relajante.
  • Estas “normas” las puedes romper. Pero se te tiene que dar muy bien para que no quede mal.

 Ahora sí, pasamos al mobiliario.
No hace falta comprar muebles caros, por ejemplo la cama. Muchos de nosotros invertimos en una gran cama; que está bien hacerlo porque supuestamente dura más años, pero a veces no es necesario. Con el armazón y el colchón, podemos convertirlo en una cama espectacular. Ni siquiera hace falta un cabecero y de este modo ahorramos bastante.
Donde sí es bueno invertir dinero es en el colchón. Pero la cama en sí, no hace falta. Para decorar hay que ser muy creativo y utilizar los recursos que tenemos. Muchas veces se pueden transformar muebles baratos en piezas únicas y que parece que son de lujo. Así que no te preocupes si tienes que comprar un dormitorio barato porque podemos mejorarlo con cuatro cosas.
Un truco para ahorrar dinero al comprar la ropa de cama, es elegir lo básico, que suele ser en color blanco u otros colores pero en liso. (sin estampados)
Esto es genial para crear la base de nuestra decoración y volvernos locos o ser más creativos con los accesorios; que son más baratos.
Y lo mismo con las cortinas y alfombras.
Ya sabes que en pinterest tienes miles de fotos de inspiración que te puede ayudar a sacar ideas. Por ejemplo, la cama es un punto importante del dormitorio y el cabecero es una pieza llamativa y más decorativa de todo el espacio. Además, suele ser donde va nuestra mirada.
Por eso, te animo a ser creativo y dar con un diseño que funcione tanto en tu espacio como para tu bolsillo.
Y por último, están los toques personales. A parte del color o el papel pintado que ya dice mucho de nuestra personalidad, contamos con otros gustos. Por ejemplo la lectura. Los libros decoran mucho y se pueden colocar en el dormitorio. O alguna colección de algo... lo que sea. Puedes colocar tus piezas favoritas pero sin saturar el ambiente, recuerda que debe ser algo sencillo. 
Y hasta aquí el post de hoy, cualquier duda escribelo en comentarios:



Si te ha gustado ¡compártelo!

No hay comentarios

Anímate a dejar un comentario, me encantará recibirlo y contestarte. Muchas gracias y besotes

Con la tecnología de Blogger.